Votar
NoticiasPolítica

Presidente Lasso anuncia fin del paro nacional y pide recuperar el tiempo perdido

El presidente Guillermo Lasso se dirigió a la nación tras el acuerdo de paz entre el Gobierno y el movimiento indígena que pone fin al paro nacional. El Primer Mandatario enfatizó en la necesidad de que el país se reúna y trabaje duro para recuperar el tiempo perdido.

“Es momento de curar heridas, de superar la división entre ecuatorianos y unirnos en un solo objetivo: reconstruir el Ecuador”, dijo.

El presidente Lasso dijo que durante su gestión hará que el campo y la ruralidad sean prioridad nacional. “Le pondremos fin al abandono que ha sufrido por parte del Estado desde hace más de 40 años”, señaló.

El Mandatario se solidarizó y recordó a las personas que fallecieron durante las protestas. También reconoció la labor de conciliación de la Iglesia Católica. “Estamos aquí para construir un mejor Ecuador, unido, fuerte y solidario”, terminó.

Acuerdos

La Secretaría de Comunicación del Gobierno compartió un documento en el que expone cuáles fueron los puntos acordados para el cese de las movilizaciones en el país:

  • Reducir el valor del combustible diésel, extra y ecopaís en un total de 15 centavos por galón. Es decir, 5 centavos adicionales a los ya dispuestos en el Decreto N° 462. Y se trabajará en las políticas de focalización de subsidios. De esta manera la extra y ecopaís se comercializarán en USD 2,40 y el diésel en USD 1,75.
  • El Gobierno Nacional se compromete a derogar el estado de excepción en la medida en que se restablezca la paz en el territorio ecuatoriano.
  • Se derogará el Decreto Ejecutivo No. 95 en materia de hidrocarburos.
  • Se elaborará un proyecto de Ley reformatoria al artículo 66 de la Ley Orgánica de la Circunscripción Territorial Especial Amazónica, y artículos conexos.
  • Se reformará el Decreto Ejecutivo No. 151, que contiene el Plan de Acción para el sector minero, en el sentido de incluir que dichas actividades no podrán desarrollarse en: Áreas protegidas y territorios ancestrales, Zonas declaradas como intangibles, zonas arqueológicas, áreas de protección hídrica y se garantizará la consulta previa, libre, e informada de las comunas, comunidades, pueblos, y nacionalidades indígenas.

Para el seguimiento de estos puntos las partes acordaron instalar una mesa de diálogo que durará 90 días.