Votar
InternacionalNoticias

Una niña secuestrada por su madre es hallada gracias a una serie de Netflix

La Policía de Asheville (Carolina del Norte, EE. UU.) logró encontrar a una adolescente que estuvo desaparecida durante seis años tras haber sido secuestrada por su madre, gracias a la llamada de una persona que la reconoció tras ver en una serie de Netflix.

Kayla Unbehaun, que ahora tiene 15 años, se encontraba a 965 km del domicilio de su padre, Ryan Iserka, en Illinois, quien tenía la tuición legal de la menor y no dejó de buscarla durante todos estos años, según informó el miércoles (17.05.2023) la cadena CNN.

«Estamos encantados de informar de que la niña se encuentra en buen estado y de buen humor desde que se reunió con su padre», declaró en un comunicado el jefe de policía local, Jerry Krawczyk.

Su caso apareció en la última temporada de «Unsolved mysteries«, una serie de Netflix que cuenta «casos reales de desapariciones desconcertantes, asesinatos impactantes y encuentros paranormales», describe la plataforma.

A través de un mensaje en redes sociales, Netflix confirmó que «el dueño de una tienda en Carolina del Norte reconoció a Kayla Unbehaun, quien fue secuestrada en 2017 por su madre sin custodia», y llamó a la Policía.

«¡Un espectador de «Unsolved mysteries» ha cerrado un caso!», agregó la plataforma.

Kayla tenía 9 años cuando fue secuestrada por su madre, Heather Unbehaun (40), quien había perdido su custodia, afirmó el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados. Según CNN, Iserka obtuvo la custodia total a principios de 2017, mientras que la madre podía disfrutar de visitas supervisadas.

Sin embargo, cuando él fue a recoger a la niña tras una de las visitas, descubrió que se habían marchado de viaje. El 28 de julio de 2017 se emitió una orden de arresto por secuestro contra Unbehaun.

Tras ser detenida el sábado pasado por la policía, Unbehaun pagó una fianza de 25.000 dólares y fue puesta en libertad, informó la fiscalía.

Durante estos años, Iserka llevó a cabo una campaña en redes sociales para tratar de localizar a la niña hasta que el pasado sábado un hombre llamó a la Policía para decir que la había reconocido tras haberla visto en la serie.

La adolescente entregada a su padre, quien a través de las redes sociales agradeció la participación ciudadana: «Pedimos privacidad mientras nos conocemos de nuevo y navegamos por este nuevo comienzo», afirmó Iserka.